Acuarelas

La pintura de González Collado
De nuevo disfrutando en Ferrol de la obra de José González Collado, que nos ofrece una muestra de sus últimas pinturas en la sala de exposiciones del Banco Bilbao Vizcaya. Supe de su estancia en Ferrol al volver a encontrarlo, camino de mi casa, pintando a orillas del mar en Copacabana, la Malata...
Porque Collado es de los que aún pintan al aire libre. observando directamente, captando los matices, la variedad de colores mediatizados por la luz. Es, precisamente, el dominio de 1a luz lo que mejor le define. La luz, que está presente en todos sus cuadros, inundando sus figuras, configurando sus paisajes. La luz diferente, cada estación, cada día, cada hora, llena sus cuadros que son instantáneas de un momento fugaz, de1 amanecer brumoso, del caer de la tarde, del anochecer... ofreciendo a menudo contraluces y reflejos en el mar cambiante. La ría de Ferrol aparece así una y mil veces pintada desde distintos ángulos, o desde el mismo sitio en diferentes momentos.
Magnífico dibujante desde niño, pasó por las aulas de la escuela de Artes y oficios de Ferrol, dio sus primeros pasos de la mano de Bello Piñeiro y más tarde fue alumno de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, pero es su afan inovador, de investigador el que le ha de convertir en autodidacta, llevándolo a mejorar el dominio de las técnicas pictóricas, alcanzando un grado de madurez y calidad que lo convierten, sin dude alguna. en uno de los mejores pintores que tiene nuestra ciudad.
Así, en los retratos, en los desnudos y en la bella colección de gaiteros pintados al óleo, la suavidad de las formas y los distintos planos de luz integrada en los colores que vuelven a ser las características fuindamentales. Y en sus murales, en los últimos pintados en un meson de la calle San Francisco, une el dibujo seguro de personajes gallegos de fiesta, de feria, con la conjunción de colores cálidos, luminosos, que incitan a la relajación y la tertulia. Pero es en la acuarela, a mi entender, donde consigue una perfección de técnica y belleza dificiles de superar. El realismo de los bodegones, la sensibilidad de los paisajes, el colorido de los bosques... unido a la transparencia de los colores, la limpieza del trazo y las formas libres en su primer impulso, hacen que su contemplación sea un recreo.
Pero es necesario también hacer referencia al lado humano del artista Collado. Viajante incansable, con gran curiosidad por otras culturas, por otros pueblos: Túnez, Argel, París... Madrid. De carácter abierto, franco, espontáneo, incapaz de ocultar sus estados de ánimo, a veces brusco, es un gran conversador, amigo de la cocina gallega. El sentido del humor no le abandona donde quiera que esté, y allí donde se halle ejerce de ferrolano. Collado, esperamos que pronto te quedes a vivir con nosotros.

Esperanza Piñeiro de San Miguel
(Del catálogo de la exposición de acuarelas,en el Banco Bilbao Vizcaya en Ferrol, en 1994)

Cuando se está de vuelta de tantas exposiciones cargadas de ismos y nula originalidad, expone en Caixa Ourense hasta el próximo 29 el pintor ferrolano, vecino de Madrid, González Collado, un total de 95 obras originales. a contar: 32 óleos, 53 acuarelas y 10 dibujos. que lo definen como excelente cultivador de seguro dibujo; de donde parten todas sus emociones plasticas y nos mete en sus composiciones simbolistas y acerca a sus óleos de repertorio figurativo, hasta llegar a sus inmejorables acuarelas, para viviendo su contenido colorista descansar nuestras retinas.
Nace José González Collado, en Ferrol, en el año 1926, y empieza a dibujar y a pintar a temprana edad con el maestro Bello Piñeiro, para en 1946 hacer su ingreso en bellas Artes de Madrid, y luego viajar a Africa y ampliar estudios en Paris. A lo largo de su andadura, ha realizado 64 exposiciones individuales y 17 colectivas. Disfrutó de becas y premios concedidos, colaborando asimismo en prensa y revistas especializadas.
Son los conceptos comunicativos reales y planteamientos formalistas que tiene de su manera de ver y concebir lo que pinta, los que sin duda gustan y acrcan al estudio de la pintura que realiza González Collado, donde en sus óleos en general, composiciones y desnudos de gratas armonías de gamas frías, movimiento y ritmo. pone de relieve sos dotes personalis, auxiliándose de pastas coloreadas, texturas y aproximaciones a un marcado acento personal cubista.
Pero son sus acuarelas llenas de vida y mensajes optimistas, los que más nos llegan al alma, por ser esta modalidad, donde González Collado, pinta y se siente más suelto, espontaneo, rápido y colorista. Da lecciones de cómo debe utilizable el agua y el color elagido. Buena muestra tenemos en los 23 bodegones variados expuestos de pescados frescos, apenas puesto el color sobre el papel a primera intención; de frutas, panes, cebollas y ajos, de olor y color de calidades impresionantes y estudios logrados de volumenes y términos. En el creativo paisaje, tanto gallego como castellano, es donde recrea todas sus experiencias cromáticas vividas llenas de frescura y de sus personales verges humedos de infinitas gamas. cogidas de impresión a lo impresionista; teniendo siempre en cuenta el estudio de planos, atmósfera y argumentos
.
Faro de Vigo, 27 abril 1993
(Comentarios a su exposición de óleos, acuarelas y dibujos, en Caixa Ourense, en 1993